Muchas madres optan por la lactancia en tándem para alimentar al mismo tiempo a más de un bebé. Habitualmente ocurre cuando una mamá se queda embarazada mientras está dando de mamar o cuando ocurre un parto múltiple. El primer caso es el que más dudas genera, especialmente porque hay un periodo en el que todavía se está embarazada. Trataremos de dar respuesta a las preguntas más comunes.

 

lactancia y tandemPreguntas y respuestas sobre la lactancia en tándem

Hay algunas dudas que pueden surgir sobre la lactancia en tándem. Para que no tengas dudas y puedas tomar la mejor decisión, te mostramos la respuesta a las cuestiones más habituales que suelen surgir.

 

¿La lactancia en tándem acelera el parto?

No es habitual quedarse embarazada mientras se está dando de mamar, pero no es algo imposible. El riesgo va aumentando a medida que pasa el tiempo y el bebé se va haciendo mayor y la demanda baja. No es recomendable confiar en la lactancia como medio anticonceptivo. Del mismo modo, tampoco es necesario dejar de dar el pecho para intentar el embarazo.

Una vez se está embarazada, dar de mamar no acelera el parto. Es cierto que algunas mamás han sentido contracciones mientras daban el pecho, pero ha sido suficiente con dejar de darlo por unos minutos para que la sensación desaparezca. Aun así, es recomendable que, si esto pasa, por seguridad, se acuda al médico. En caso de embarazo de riesgo sí habría que valorar,  con un profesional sanitarios formado en lactancia materna(IBCLC), cómo proceder y/o actuar.

 

¿Producen suficiente leche los dos pechos?

Sí. Sí puedes alimentar a un bebé, no habrá problema en alimentar a dos. El cuerpo tiene la capacidad de aumentar la producción si hay suficiente estimulación. En el momento en el que el recién nacido comienza a alimentarse la cantidad aumenta.

 

¿Hay que reservar un pecho para cada niño?

No, es mejor alternar los dos pechos. El mayor descongestionará con más facilidad los dos pechos y hará que la alimentación sea más fluida. Tampoco hay que tener un miedo excesivo a los contagios de enfermedades. La leche materna podría decirse que es también un medicamento que protegerá a ambos de muchas infecciones.

 

¿La leche que sale cuando se amamanta es la misma?

La leche cambia cuando se inicia la lactancia en tándem, se adapta a las necesidades del más pequeño. En ocasiones esto termina con la posibilidad de continuar dando de mamar al mayor, ya que al cambiar el sabor rechaza la leche. Es una posibilidad que hay que asumir.

 

¿Hay que dar de mamar a los bebés a la vez?

La lactancia materna debe ser a demanda, por lo que dependerá de las necesidades de cada niño. Un bebé de 4 meses no tendrá las necesidades de un niño de 2 años. Por lo que dar de mamar, será según la demanda de los niños.

 

Beneficios de lactancia en tándem con un niño mayor

Con una lactancia instaurada y con producción para un niño, no tienes que tener esperas a la hora de la subida de la leche, además de que la producción será mayor que las necesidades del bebé.

Si aún teniendo una lactancia instaurada, se produce sensibilidad en los pezones antes o después del parto, Nursicare será un gran aliado para aliviar esas molestias.

Nursicare